Fumar es un placer… prohibido!

fumar prohibido aragon

Este lunes entró en vigor en Aragón la prohibición de fumar si no se puede garantizar una distancia mínima de dos metros entre personas. Esto incluye terrazas y vías públicas. La cita textual es:

“No se podrá fumar en la vía pública o en espacios al aire libre cuando no se pueda respetar una distancia mínima interpersonal de, al menos, 2 metros. Esta limitación será aplicable también para el uso de cualquier otro dispositivo de inhalación de tabaco, pipas de agua, cachimbas o asimilados.”

La Orden ha provocado todo tipo de reacciones, lógicas e ilógicas, por parte de cualquier hijo de vecino con acceso a internet (que para eso nos dio D. Tim Berners-Lee la potestad de ser jueces con mazo en forma de teclado y toga en braga y camiseta). Acojona -siento ser tan explícita- leer los comentarios al respecto, muchos cargados de insultos, palabrejos subidos de tono y demás barbaridades. Imagino yo que provocados, en parte, por la frustración y rabia de una sociedad que, lejos de la solidaridad de la que presumimos, se encuentra más dividida que nunca por temor a lo que se nos viene encima.

Y es que no sabemos ya qué pensar. ¿es tan grave como cuentan? ¿O están aprovechando la situación para privarnos de nuestras libertades? ¿Vamos a morir de Covid-19? ¿O de hambre y miseria?

Al tema del tabaco. La ley, cuanto menos, es controvertida. La hostelería aragonesa, bastante jodida ya por estos meses de pandemia, (RAE joder: Destrozar, arruinar o echar a perder algo), ve su aplicación como una amenaza a sus ya muy menguadas arcas. Y es que, no nos equivoquemos, para el/la que fuma, lo de echar un cafecito o una caña sin el cigarrito de rigor, no mola nada. “Que ya, si eso, me lo tomo en casa”. Luego está el tema “camarero-policía”. Que con una paga extra por pluriempleo y placa de sheriff, igual lo llevaba con más alegría. Pero así, a bocajarro, hacer de perro inquisidor con tus clientes, pues jode (RAE joder: Molestar o fastidiar a alguien).

Para temas, opiniones. “Es que yo no quiero que me contagien”. A ver, que yo tampoco. Pero entonces nos metemos en otro tema un tanto escabroso. ¿Me puedo contagiar de Covid-19 si alguien fuma en la mesa de al lado? ¿Es realmente peligroso? Si hacemos caso literal a Fernando Simón (Dios me libre de condicionaros)

“El tema de fumar o no en relación al coronavirus está más bien relacionado con el uso adecuado de las mascarillas y la disminución de riesgos. Yo creo que igual de fumar, se puede hablar de beber, de comer cuando no se mantiene la distancia de seguridad”.

Volviendo a la frase, que me iba, si hacemos caso a Simón, deberíamos prohibir también beber o comer, según esta premisa. Es pura lógica de bachillerato: Si fumar=riesgo y fumar=comer y beber, entonces comer y beber=riesgo. Ay, Pepe, que me veo sin mis tapitas del bar en menos de ná!

Vale, pero es que fumar molesta de cojones al que está al lado. (RAE cojones: coloq. U. para expresar diversos estados de ánimo, especialmente extrañeza o enfado). Correcto, que puede molestar al que no fuma. Pero eso es harina de otro costal. Si nos ponemos a hacer leyes de las cosas que nos molestan, ahí van mis peticiones: los sobacos malolientes. Los que vociferan para decir chorradas. El que se me cuela en el bus cuando está muy claro que estoy antes en la fila. Los fuegos artificiales, que asustan a mi perro. Los adoquines, ¿es que no piensan que las chicas en verano vamos con chancletas y se nos clava todo? El olor a fritanga que sale por la ventana de la cocina de mi vecino cada vez que hace morcilla, los pises de las mascotas, las palomas cagándose en todo…

Tampoco queda muy claro lo de “cuando no se pueda respetar una distancia mínima interpersonal”. ¿Y si el otro personal es mi pareja y también fuma? ¿También con él tengo que mantener la distancia? “Oye, Manolo, vete a dar una vuelta o al estanco a por tabaco, que quiero fumarme un cigarrito y te me pegas mucho, pesao”.

Luego tenemos el tema del agravio comparativo. ¿Por qué una persona puede pasarme a la carrera jadeando y sudoroso sin mascarilla (siempre que lleve unas Nike/Adidas/Puma) y una persona sentada en una terraza no puede encenderse un “piti”? Que sí, que un tío musculoso haciendo deporte=sano y un señor con faria=malsano. Pero, fuera de estereotipos propios de revista “Vivir Sano y feliz”, digo yo que contagiar… contagiarán cuando menos lo mismo, ¿no?

Pero bueno, que las leyes (órdenes en este caso) están para cumplirlas. Así que yo, si un día oteo el horizonte y no diviso humano a sotavento, me encenderé un cigarrito bien a gusto. Y, si de repente me aparece un grupo de gente, ya me pongo mis Nike y salgo a la carrera para ponerme a 2,1 metros de distancia de ellos. ¿O son ellos los que, si me ven fumando, no deben acercarse? ¿Qué hago? ¿Lo apago? ¿Me lo meto en la boca encendido y rezo para que se vayan antes del ahogamiento? ¿Les hago señales de humo para avisar de mi presencia?

En fin, mientras tanto, aki me quedo esperando a lo Saritísima (Montiel): tendida en la chaisse longue, fumar y… y vale, porque lo de joder (RAE joder: Practicar el coito) lo tengo más que difícil en tiempos de pandemia!

Acerca de Akí Zaragoza 4974 Articles
Revista de ocio, cultura, sociedad, moda en zaragoza. Podras encontrar donde comer y cenar, restaurantes, bares de tapas, cafeterías, bares de copas, pubs, discotecas, las ultimas tendencias, motor, decoracion.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*